Nulidad de tarjetas de crédito por usurarias

Abogados | González San Millán > Nulidad de tarjetas > Nulidad de tarjetas de crédito por usurarias

En el mercado financiero español existe una multitud de productos para una concesión de pequeños créditos dirigidos a un consumidor medio que precisa en un determinado momento una financiación que le permita adquirir un producto o servicio. Entre estos productos nos encontramos con las tarjetas de crédito, y dentro de estos, las tarjetas giran.

La particularidad de este tipo de tarjetas es que tienen un funcionamiento muy distinto al resto de las tarjetas de crédito, y que ante el desconocimiento del cliente, puede ocasionar que el préstamo se convierta en público. El funcionamiento consiste en que el crédito se adapta progresivamente a las disposiciones realizadas, de esta manera, las cuotas y los plazos de tiempo se publican en el momento oportuno.

Además de esto, este tipo de tarjetas suele tener un tipo de interés altísimo, de entre el 21 y el 26%. Si se cumplen los requisitos, pueden llegar a una declaración de usuarios, a la hora de liberar a los clientes de los intereses generados, debiendo responder a la capital prestada.

Aunque el Código de Comercio y la Orden actual EHA / 2899/2011 se trata de un tipo de interés de los préstamos se trata de un sistema de intercambio de datos entre las partes, esta norma se atemperada por lo previsto en la Ley de represión de la usura. En este mismo caso, aunque el tipo de interés de los préstamos se puede pactar libremente, se encuentra el límite en el dicho interés del mar “notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso “, en cuyo caso será posible. Nulidad del contrato por ser usurario.

Nos damos cuenta de los requisitos que habremos valorado para determinar si el crédito puede ser utilizado como usurario, y por lo tanto, nulo.

1. INTERÉS NOTABLEMENTE SUPERIOR AL NORMAL DEL DINERO.

Para valorar la concurrencia de este interés, se debe también a las estadísticas que se publican en el Banco de España, como base para la información que mensualmente tenemos que facilitar las entidades de crédito sobre los tipos de Las cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.).

Por lo tanto, no debemos tener en cuenta el tipo de interés legal del dinero, sino que debemos valorar el tipo de interés normal en la fecha de la celebración del contrato. Por ejemplo, en el año 2006 podríamos tomar como referencia las operaciones a plazo de entre 1 y 5 años, cuyo tipo de interés era del 6,48%, con lo cual, un crédito de esa fecha, con un tipo de interés del 24 Puede ser fácilmente útil con este primer requisito.

2. MANIFIESTAMENTE DESPROPORCIONADO CON LAS CIRCUNSTANCIAS DEL CASO.

Para determinar la concurrencia de este requisito debemos valorar todas las circunstancias del caso concreto. ¿Qué significa que el tipo de interés no fue desproporcionado con las circunstancias del caso?

Como dice la Sentencia del Tribunal Supremo del 25 de noviembre de 2015 “En general, las circunstancias excepcionales que pueden justificar un tipo de interés son anormalmente, todo está relacionado con el riesgo de la operación. Cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación para lucrativa pero de alto riesgo, está justificado que quien le financia, al igual que participa del riesgo, participó también en los altos beneficios esperados mediante la fijación de un interés notablemente Superior al normal.

Aunque las circunstancias de un determinado préstamo, entre las que se encuentran el mayor riesgo para el prestamista que puede derivar de los menores, las garantías concertadas, puede justificar, desde el punto de vista de la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, un interés superior al que se puede normal o medio en el mercado, como se puede suceder en las operaciones de crédito al consumo, no se puede justificar un tipo de interés tan desproporcionado en las operaciones de financiación al consumo como el que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impago anudado a las operaciones de crédito al consumo concedido de un modo ágil y sin embargo, la capacidad de pago del prestatario, ir a la lista ir a la venta. Puede ser objeto de protección por ordenamiento jurídico”.

En un proceso judicial, la entidad prestamista tendrá que acreditar la existencia de los motivos que justifiquen la aplicación del tipo de interés superior al normal.

CONSECUENCIA:

Como resultado de que se estime que el crédito es usurario, se declara nulo el mismo, y el prestatario se prestará a usted como prestamista se prestará a la entidad prestamista restituir al cliente las cantidades que hubiere cobrado de más en concepto de intereses remuneradores y de demora.

La solicitud de declaración de usurero de un crédito puede ser, así como un motivo de oposición, una reclamación de la entidad prestamista ante un posible impago; bien mediante la demanda en la cual se solicita la nulidad del contrato.

En cualquier caso, se precisa de un estudio profundo del asunto concreto para poder determinar si es viable, para cumplir con los requisitos, la posibilidad de declarar usurario el crédito.

Para más información, puede contactar con nosotros haciendo clic aquí.

Tarjeta de crédito / giratorio / crédito usurario

2 Comments

  • […] otras publicaciones hemos explicado en qué consiste este tipo de contratos y por qué se están anulando por los […]

  • Ana Rodriguez
    5 septiembre, 2019 @ 8:20 am

    Hola buenos dias, llevo muchisimo tiempo pagando una tarjeta light de Santander de 1700 €de saldo,después de estar pagando religiosamente todos los meses todavia me dicen q me quedan 1200 € que pagar…maldita la hora que pedi esa tarjeta y eso que tenia mi nómina ahi por la empresa, si no recuerdo mal como 10 años hace que la estoy pagando…es increible como estafan a uno.ll

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *